Poco a poco voy convenciendo a mi marido para que se pase al lado eco de la higiene y la cosmética, así que como ya se le ha terminado la gomina para el pelo me “ha dado permiso” para que le haga una cera fijadora. He buscado varias recetas y me he quedado con la más sencilla que he visto, sólo lleva 4 ingredientes muy fáciles de conseguir y uno de ellos es el aceite esencial que es totalmente opcional.
Esta es la receta y las cantidades para un bote pequeño, de unos 15 ml. como el de la foto:
– 5 gramos de cera blanca de abeja
– 3 gramos de manteca de karité
– 5 gramos de aceite de coco
– 3 gotas de aceite esencial al gusto
Para hacer la cera como siempre, se pesan todos los ingredientes menos el aceite esencial, se ponen todos juntos al baño maría y se funden. Una vez fundidos se retiran del fuego, se pasa al bote que vayamos a utilizar y cuando haya enfriado un poco sin que este sólido se añade el aceite esencial si se tiene. Ni siquiera es necesario meterlo al congelador, porque al llevar tanta proporción de cera de abeja en apenas 15 minutos estará completamente dura y lista para usar.

Y ésta es la foto de la criatura, una cera blanca y bonita que en este caso huele a coco porque yo he utilizado aceite esencial de cedro y este aceite no tiene un olor demasiado fuerte.
La verdad, aún no la ha utilizado porque la acabo de hacer, así que no se el poder de fijación que tendrá, en cuanto la pruebe comentaré si le gusta y si funciona, si no es así habrá que seguir probando otras recetas.
Espero que si le guste y hasta la próxima|